Anécdota del Mes

No, tu peque "no es desobediente"


A la mamá de uno de mis pacientitos, por mucho tiempo le dijeron que su hijo era un desobediente y malcriado, que no le hacía caso porque no ponía suficientes límites, y que no hablaba porque era insuficiente la estimulación en casa. Después de mucho insistir y dar muchas vueltas un médico llegó al diagnóstico... El pequeño tiene Trastorno del Espectro Autista (TEA), y todos esos comportamientos fueron señales muy tempranas de esta afección. Conmigo llegaron para formar parte del equipo que les ayuda con el tratamiento integral de este trastorno, llevando a cabo el control nutricional, ya que se relaciona con problemas a nivel gastrointestinal que se han propuesto como parte importante del origen de estas afecciones, y porque hay alimentos, suplementos y probióticos que ayudan junto con el tratamiento farmacológico y conductual a mejorar los síntomas.

Siempre que va mi pacientito al consultorio, me sorprende los avances que tiene, pero también lo claros que son algunos datos en el juego, que son focos rojos para el diagnóstico de estos trastornos. Los juguetes en el consultorio no sólo tienen la finalidad de entretener a los peques mientras yo platico con mamá o papá... A veces, también nos permiten llegar a un diagnóstico.


Los pequeños con TEA suelen, dentro del "juego", alinear o apilar objetos, y este patrón es un dato temprano de que las cosas pueden no andar bien...